domingo, 15 de abril de 2018

FIESTA DE...

...CINE

En casa los nanos le llaman fiesta de cine a disfrutar de un rato de tele y que haya palomitas de por medio.


En casa hemos estado muy pendientes siempre de que no vean tele y más tele, la verdad es que ahora ven mucha más de la que me/nos gustaría.  No ven antes de ir al cole, solo los fines de semana pueden verla al despertar un ratillo. Pero después de comer sí que es su rato de relax en el sofá y ven unos cuantos capítulos de algunos de sus dibujos, pues no le suelen gustar las peliculas, ven: la patrulla canina, Mickey, vampirina, la doctora juguetes, Blaze y los monster machine, Miles del futuro, Rusty Rivets... dibujos de dos canales de la televisión. No me desagradan, realmente son dibujos que son de su edad y bien, pero podrían gustarles menos jajajaja. Después de la siesta (descanso nuestro porque ellos no duermen sino que ven su rato de tele) toca actividades, salidas o juegos y ya no vuelven a ver tele. Por lo que suelen verla únicamente en la siesta, excepto en fines de semana o en algunas ocasiones en las que por la tarde-noche proponen hacer pues eso... fiesta de cine.


Suelen ser viernes o sábados, pero en más de una ocasión en este invierno lo hemos hecho en días de semana. Simplemente es elegir canal, hacer bocatas y cenar viendo la tele, les encanta, es toda una fiesta para ellos y más si después hacemos palomitas jajaja sobre todo a Ernesto le encantan.


En esta ocasión hasta se bajaron a unos cuantos peluches y muñecos para que hubieran más espectadores en la sala y a Darío le fascina cuando apagamos las luces.
Placeres simples, del día a día y que nos hacen tener ilusión por la pequeñas cosicas cotidianas.

martes, 20 de marzo de 2018

SU NOMBRE

El peque de la casa ya no es tan peque, snif, snif... cómo pasa el tiempo, ya no tengo un nanico chiquitín, está en fase ya niño pequeño totalmente y lo noto un montón. Está en todo lo suyo hablando, correteando, dando pasos de gigante en lo que se propone, no le queda a penas nada del bebote que era, bueno siiii su sonrisa sempiterna y sus mofletillos (aunque ahora esté como un espagueti sigue con sus mofletes jajaja).

Quería dejar por aquí guardado el pasito de su nombre, ya desde el curso pasado lo escribe, pero es ahora cuando lo pone por todos lados y le encanta escribirlo, la otra mañana en fin de semana decidió coger tizas y lo primero que hizo fue... su nombre, bueno y su apellido, ya que en el cole hay dos Daríos y le encanta ponerlo también.


Después toca decorarlo...


Por último seguir haciendo el paisaje y distintos dibujos por aquí y por allá.


Al terminar... posado del artista con su obra.


Darío eres un nano ya casi gigante, bonico y risueño, te encantan "los trabajitos" como tú les llamas, coger hojas y hojas (siempre de reciclaje) y pintar, dibujar, poner pegatinas, escribir... es de lo que más te gusta, bueno obviamente si no contamos tu super pasión u "obsesión" mejor dicho, que es todo lo "electrónico" como bien dices tú, pero eso se merece una entrada propia.

miércoles, 14 de marzo de 2018

LABERINTO DE...

... LEGO

Algo que triunfa en esta casa es eso, los lego, desde hace mucho que entraron y se quedaron para ser un gran aliado aquí, tengo pendiente hacer una entrada con los lego y "la habitación de los lego" como es conocida aquí, su supuesta habitación jajaja.

Así que una de las tardes de hace unas semanas en las que no paraba de llover y los días se nos hacían largos y grises, le propuse al nano de la casa (mientras el grande terminaba unos ejercicios) que si le apetecía hacer un laberinto, no se lo pensó y dijo que sí.

Esta es una de esas actividades que tienes en la cabeza no un tiempo corto noooo, más de unos cuantos años jajaja, lo he visto en muchos blog, pinterest, fotos de instagram... y siempre pensaba en proponérselo a los peques.

Con la plancha y piezas fuimos poniendo el borde...


Una vez hecho el borde, toca hacer carriles o caminitos por el centro...


Y... a jugar, jugar y jugar...


La plancha es un tanto grande y a veces al levantarla Darío se le doblaba un poco.


Una vez Ernesto había terminado lo suyo, se vino directo, Darío ya había dado por terminado su ratico de juego con la plancha y el grande se unió, pero con sus muñecos y vehículos de lego, que no para ni un momento con ellos.


El laberinto lo probaron los lego antes que la canica, jugó y jugó con ellos de aquí para allá.


Hasta que decidió animarse con la canica y le llamó la atención, se quedó entretenido, le hizo gracia utilizar de esta forma la placa y las piezas.


Simple y con materiales que en casa sobran jajaja, así que en más de una ocasión se podrán poner ellos a su aire a repetir el juego.

jueves, 1 de marzo de 2018

NUESTROS DÍAS

Viendo estas fotos, que me trasmiten tranquilidad y paz, me da qué pensar. Analizo nuestros días, es verdad que estamos en invierno, cuando menos horas de sol tenemos, pero aún así con las tareas del cole de Ernesto, alguna extraescolar, compras, cursos míos y del papi... nos vemos inmersos en días en los que pisamos menos los parques y la playa; antes, todas las tardes estábamos más de una hora en la calle.


Me gusta verlos sin prisas, relajados, sin tareas, sin nada por delante, sin tener que ir a ningún sitio, tranquilos y haciendo lo que nos surja.


También los fines de semana solemos ir más liados, con compromisos, visitas... así que nuestra propuesta/propósito (de Miguel y mía) es relax, rebajar el ritmo, disfrutar del día, de los momentos y volver a nuestras formas, a nuestro día a día más tranquilo.


Gracias a las fotos, veo que aún con mil cosas que hacer y actividades, sabemos disfrutar del sol, de ratos al aire libre y que somos privilegiados por vivir donde vivimos, que en pleno enero y febrero podamos ir con pantalones cortos y camisetillas (en bastantes ocasiones) nos hace ver la vida más bonita y que debemos agradecer a nuestro entorno los momentos mágicos.

viernes, 23 de febrero de 2018

DISFRACES Y MÁS DISFRACES

Estas semanas pasadas en casa hemos vivido los carnavales más que otros años, jejeje por unas cosas y otras nos hemos visto rodeados de disfraces y más disfraces, ellos encantados y nosotros felices de verlos así.

Comenzó todo un viernes con el carnaval del cole, de temática: el circo; la clase del más peque tenía que ir de leones, de forma libre cada cual como quisiéramos.
Me animé y con ropa, goma eva, un gorro (que nos costó un euro y medio) y lana, disfraz casero, Darío super feliz y encantado sin parar de rugir.
Ernesto debía ir de payaso, simplemente le dieron unos círculos de goma eva y lo demás cada cual como quisiera, así que corbata también del mismo material, peluca y unos pantalones que andaban por casa de disfraz de payaso.


Me encantó verlos felices con sus disfraces y pintados, sí que tuvimos que madrugar para poder pintarlos antes de ir al cole, pero mereció la pena, pues se fueron contentísimos. Jajajaja y aquí con el papi de la casa y las gafas que se pondría en otro de nuestros disfraces.


¡¡¡¡¡Listos para ir al cole!!!!!!


La segunda ocasión de disfrazarse fue un sábado por la mañana con una fiesta de disfraces con amigos, Darío aprovechó el disfraz que andaba por casa y la peluca que le habíamos comprado a su hermano y de payasete super bonico que iba.

Ernesto desde Halloween quería ir de murciélago, pero en esa ocasión no encontraba la capa, que le regalaron hacía mucho unos amigos, se quedó con muchas ganas de disfrazarse, así que no se lo pensó, quería ir de murciélago. Pintados otra vez las caras y... a la calle a disfrutar.


Un rato de posados, con saltos incluidos...


Esta foto me encanta, verlos atentos a la actuación, ensimismados y junticos, cuando hay mucha gente se suelen quedar juntos y observando, cuando ya tienen confianza pues se animan, pero de primeras... observadores.


Y el domingo... toda la familia disfrazada y pintada. Jajajajaja nos liaron unos amigos y yo creía que me iba a morir de la vergüenza, pero realmente me reí de lo lindo, nos lo pasamos muy muy bien, los peques estuvieron en su salsa y nosotros también, toda una experiencia, me alegro de haber dicho que sí y haber salido en el carnaval.


Aquí quedan para el recuerdo todas nuestras vestimentas diferentes de este febrero de 2018, nuestras experiencias y risas disfrazados.

martes, 20 de febrero de 2018

MÁS Y MÁS DEL MISMO TIPO

Otra vez ha pasado un tiempecito largo desde que no aparecía por aquí, mira que me propongo ir guardando recuerdos de los peques, pero la vida en sí ya es demasiado intensa para a veces estar sentada en el ordenador, pero como siempre digo, no quiero que este rinconcito desaparezca del todo, así que aquí se queda otra entrada que está escrita desde hace ya unos cuantos meses.

Ernesto una mañana o tarde cualquiera de este veranico, concentrado y ensimismado, mirando, observando, memorizando, buscando, descubriendo...


En un libro que en esta casa encanta, en muuuchísimas ocasiones cualquiera de los nanos lo cogen y se sientan en el sofá, pues estos libros los tienen a la vista en el comedor, en las estanterías de tela, desde ahí le llaman en muchas ocasiones.


Es un libro, como se ve en la foto anterior de formato bastante grande, de hojas de cartón y en el se buscan y vuelven a buscar muchos personajes y objetos, hay a lo largo de todas las páginas unos personajes que se repiten en ellas.

En casa tenemos dos: uno es "Mi gran busca y encuentra en el país de los cuentos" y el otro (que fue el primero en llegar a casa) "Mi gran busca y encuentra a través del tiempo".


En el país de los cuentos las páginas son: cuentos de aventuras, cuentos de hadas y magos, cuentos de lobos, cuentos de princesas y caballeros, cuentos de animales, cuentos de monstruos, cuentos del mar, cuentos del mundo y cuentos de navidad.

Y en el de a través de la historia, nos paseamos a lo largo de: la prehistoria, el antiguo Egipto, la antigua Roma, la Edad Media, el Renacimiento, el siglo XVII, la Belle Époque, los años 70 y el futuro.

En ocasiones, como es este día, mientras Ernesto está ensimismado en el libro, al poco aparece el otro nano de la casa a su lado...


... se sienta junto a su hermano mayor y... comienzan a disfrutar en común.


Es muy lindo verlos embebidos y concentrados en las bonitas imágenes del libro.


Verles las caras de ilusión cuando encuentran algo, reírse de situaciones o personajes que encuentran, pues son muy curiosas, llamativas y peculiares muchas de ellas; les hacen mucha gracia muchísimos personajes y situaciones y se parten literalmente.


Me fascina verlos con libros en las manos, los dos juntos, ratos de paz, de hermanos, de risas, de calma, de concentración...


En otras ocasiones, como en la siguiente foto, el que decide sacar el libro es Darío y se pone a su aire a buscar y observar tranquilamente.


Haciendo entradas últimamente me he dado cuenta que este tipo de libros son los que triunfan en casas, aunque no es de ahora, desde siempre que a los dos los de imágenes pequeñas y de buscar le atraen de manea increíble.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

TARDE SIN SALIR

Una de estas tardes pasadas, en las que el nano más pequeño de la casa estaba con un virus y encima hacía bastante frío decidimos estar caseros, caseros y no salir para nada, así que me pidieron sacar varias pinturas y aproveché para ponerles papel continuo a cada uno.


Eligieron distintos materiales: témperas solidas brillantes, rotuladores con sellos, unos colores en forma de rectángulo que les encantan y les llaman los colores mágicos, sellos con tinta y alguna que otra cera.


Mano a mano estuvieron creando, dibujando según su imaginación, Darío está en fase soles y nubes, le gusta mucho una actividad que hace su seño de los mensajes del sol y normalmente si empieza un dibujo lo primero que hace es un sol.


Ernesto comenzó con una estrella fugaz, con una ralla azul... y al rato me pidió un libro donde estuviese el sistema solar, le dije que eligiese él el que quisiera de los que tenía, así que salió pitando eligió uno y se puso a dibujar relacionado con el universo, se emocionó y dibujó las estaciones, le fue poniendo poco a poco nombre a todo...


Siguió con el tema del planeta Tierra y se fue a por otro libro, con el interior de nuestro planeta, con los distintos movimientos... jejeje se nota que en Sociales está con ello y que le gusta.


Aquí están los dos dibujos de los nanos, Ernesto con un "esquema" de conceptos de la Tierra, el cual ha decidido que en la próxima clase de Sociales se lo lleva al cole a enseñarlo, jajaja  está un tanto a su aire, pero así es como los niños disfrutan con lo aprendido, demuestran lo que les gusta y lo que le ha llamado la atención, sin imposiciones de tareas ni nada similar.

Y Darío sus soles, estampaciones de corazones que van desde Rodolfo el Reno hasta Papá Noel y con su nombre escrito en espejo.

Una tarde sin prisas de relax en casa, dibujando a su aire y con musiquilla de fondo, momentos simples pero con encanto.

lunes, 11 de diciembre de 2017

HACÍA MUCHO...

... que no le hacía a los nanos de la casica su collage de fotos juntos, es una cosa que me encanta!!! Me gusta mucho ver los collages pasado un tiempo, ver sus momentos de hermanos, sus risas, paseos, ratos de ocio, de juegos compartidos... así que aprovechando que después de más de un año pasaba las fotos del móvil al ordenador, recopilé algunas en las que salían junticos y he aquí el resultado:


Es precioso verlos crecer a la par, evolucionar como personas diferentes y como hermanos que se complementan, madurar y ser felices en muchos momentos, algunos especiales como viajes, otros del día a día como la natación, otros de relax en el sofá y con un bocata, disfrazados por carnaval, con Kión recién llegado a casa, momentos de paseos cogidos de la mano... espero que siempre disfruten el uno del otro y que sigan saboreando sus raticos juntos.

martes, 28 de noviembre de 2017

MINISALIDAS

Ufff está que acaba en nada el año y por aquí anda una minisalida que hicimos allá por primavera, pero como me encantan los graffitis quería dejar esta entrada registrada en este rinconcito.

Fuimos a una exposición y disfrutamos de lo lindo, observando...


... posando,  descansando...


... descubriendo, investigando y apreciando el arte de otras personas...


Nos gustó mucho la exposición, los colores, las texturas y hasta el peque de la casa se quedó embobado en más de una ocasión disfrutando de las vistas.


¡Qué chulada de camaleón!


Y tras visitar los graffitis nos acercamos a ver otra exposión de una pasión de mi nano grande... los playmobil, le encantan y se quedó fascinado ante tanto despliegue jajaja. Había tres zonas una de piratas, otra de granjas y otra de una ciudad antigua, él sin duda se quedó con las granjas, ganaron incluso a los piratas, tiene atracción por los animales, los corrales, las granjas, tractores...


Un día bonito, de paseo en familia, de descubrir lugares nuevos y observar detenidamente para descubrir el mundo con ojos de los peques de la casa.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

NUEVA ZONA EN LA CASA

Ernesto está encantado con su nuevo escritorio, en la misma habitación del ordenador, la que ellos llaman el estudio, le pusimos ya este verano un escritorio, jajaja nuevo lo que se dice nuevo no es, ya que fue el escritorio de su padre, así que tiene unos añicos!!!!

Pero está la mar de feliz, le encanta tener su lugar de trabajo, le pirra recortar, pegar con pegamento, con fisos, colorear (a su forma, pues no es de colorear perfectamente, tiene un arte muy suyo jaja), crear con cartulina, con folios de colores, con plastilina... así que ya tiene por fin un lugar donde hacerlo.


Tiene de todo por los cajones, en cajas, en botes... y en mil ocasiones que sube para hacer alguna tarea del cole, antes no puede evitar ponerse con alguna historia suya de recortar, pegar... o algún mapa donde dibuja tesoros y búsquedas de tesoros.


El otro día que subió a hacer unas tareas del cole, al llegar yo, me encontré una bonica estampa y no pude resistirme a sacar la cámara y guardar este momentico.


Es muy bonico ver a Kión acompañando a Ernesto en sus ratos de concentración y salieron unas foticos muy chulas, por eso pongo unas cuantas por aquí, no sabía cuál elegir!


Esto de la maternidad pasa en un suspiro, dónde está mi bebote y mi niño de infantil, eso queda muy lejano ya, ahora de vez en cuando tocan tareas del cole, cada vez más, las llevamos bien, pero he de reconocer que a veces cansan, tanto a él como a mí, Ernesto no se queja normalmente al ponerse (casi me quejo yo más al verlo) gracias que es así, pero uffff qué feliz eramos sin ninguna tarea antes, entre alguna extraescolar y algún ejercicio hay días que no nos queda casi tiempo de ver el aire libre, de jugar sin preocupaciones... menos mal que tras la comida tienen sí o sí sus ratos de relax, de jugar a legos, a tesoros, con coches, en guaridas secretas... ese ratico siempre, siempre estará ahí. Y tras cenar igual, rato de desconectar y jugar o leer tranquilamente, para ir a la cama con otro chip.

Ainsss tras el desahogo de tareas y pocos momentos de relax a veces, dejo por aquí este cuento de Ernesto.


Es verdad que hay cositas que mandan que le encantan hacer, como en este caso, crear historias es una de ellas, se pone a imaginar e imaginar y haría cuatro historias. Así que dejo esta de recuerdo porque sé que me gustará leerla en un futuro y a él también.